martes, 21 de abril de 2009

La trilla

Normalmente, el día de la trilla tenía que ser un día algo especial, con sol y con algo de brisa ya que al término de trillar y replegar "la parba" (grano y paja) se tenía que separar con las horcas y aventándolo al aire, esto hacia que separase el grano de la paja. Al final se porgaba para terminarlo de limpiar y se guardaba en las talegas.
Existían diferentes tipos de herramientas para el trabajo de la trilla y para los trabajos de labranza:
La corbella, necesaria para segar.
El diablo, rastro grande que se pasa por el rastrojo para recoger las espigas sueltas.
Galato, utilizado por los pastores para arrear el ganado.
Trillo, tabla que arrastran las caballerías por encima de la mies para separar el grano de la paja, desmenuzando ésta con las piedras cortantes que lleva en la parte baja.
Horca, puede ser calra, de tres ganchos, para dar vuelta a la parva, y espesa, de cuatro o más ganchos, para aventar.
Collerón, especie de almohada blanda que se pone en el cuello de la caballería para enganchar el tierante de cuerda con el que se arrastra el trillo.
Acarreadores, dos palos unidos por dos hierros que se ponen encima de la albarda para llevar carga.
Rastro, herramienta con la que se recoge la parva una vez que está suelta.
Escoba bargiueña, ramas unidas y atadas pretas, normalmente de villomera para barrer en la era.
Criba, aro de madera con fondo metálico con agujeros por donde cae el grano al moverla y la granza queda dentro, esta acción es la de porgar, y suele ser la que separa definitivamente el grano y lo deja limpio de polvo y paja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ShareThis